Reactivación económica y responsabilidad en finanzas públicas marcaron el 2016

Costa Rica mantuvo liderazgo en América Latina en materia de inflación y crecimiento económico

El 2016 fue un año positivo para la economía costarricense, a pesar que el entorno internacional mantiene condiciones de incertidumbre y la recuperación de los mercados externos es todavía lenta.

La reactivación de la economía y el ejercicio responsable de las finanzas públicas, quedó manifiesto como uno de los principales logros de la Administración Solís Rivera, de acuerdo con las cifras mostradas en el Informe Presidencial 2016-2017.

4,3%

Crecimiento de la producción en 2016

“La eficiente coordinación entre el Banco Central y el Ministerio de Hacienda, se tradujo en una política cambiaria consistente y una política monetaria prudente, que aprovechó los aspectos favorables de la coyuntura internacional del 2016, como son los bajos precios en las materias primas y el petróleo, en general”, explicó el Presidente Luis Guillermo Solís, en el informe de labores.

Crecimiento económico

Destaca una mejora en el crecimiento económico del país. El Índice Mensual de la Actividad Económica (IMAE) pasó del 3,7% del 2015 a un 4,1% en el 2016. Este aceleramiento se desmarca del entorno latinoamericano, donde los países registraron una contracción del 1,1% y un crecimiento que en promedio no alcanzó el 2%.

El Producto Interno Bruto Real (PIB) aumentó 4,3% en 2016, superior a la tasa media de los principales socios comerciales del país (2,6%) y al promedio mundial.

Tasas de interés

Las tasas de interés disminuyeron, de modo que la Tasa Básica Pasiva cerró el 2016 en 4,45%; siendo ésta la segunda cifra más baja desde el 2008.

La Comisión Económica para América Latina (CEPAL) registró que entre el 2014 y el 2016, Costa Rica redujo sus tasas de interés activas (las de préstamos) en 190 puntos base, mientras otros países de América Latina, en promedio, las aumentaron en 90 puntos base. En este mismo período la tasa de interés de política monetaria se redujo en casi tres puntos porcentuales, lo que constituyó la mayor disminución en la región.

La reducción en las tasas bancarias permitió mejores condiciones para las personas que tienen créditos, al punto que según un estudio de la Asociación Bancaria Costarricense (ABC) el crédito registró en el 2016 las mejores condiciones de la última década.

“Las presiones al alza de las tasas de interés han sido contenidas hasta el momento; sin embargo, la frágil situación fiscal del país podría detonar en el aumento del pago de los créditos”, reza el informe presidencial.

Inflación

Costa Rica se convirtió en el líder de América Latina en la contención de los precios para los consumidores durante los dos últimos años, ya que la inflación cerró en 0,77% en 2016.

“En el 2015 logramos el menor registro en 40 años para el Índice de Precios al Consumidor con -0,8%. En el 2016 mantuvimos registros bastante positivos, a pesar de experimentar un ligero aumento de 0,77% en el promedio”, manifestó el Presidente Solís, quien agregó que “no se trata de una casualidad, inercia o un mero reflejo de condiciones externas”.

Exportaciones

El año pasado, las exportaciones se recuperaron a pesar del entorno complejo y la meta se cumplió en 108%.  Las exportaciones de bienes aumentaron y sumaron $9.933 millones; mientras que las exportaciones de servicios aumentaron 11% más que en los últimos tres años.

Para este primer trimestre del 2017, las exportaciones de bienes siguen en aumento, creciendo 9%, superior a lo obtenido en los últimos cinco años.

Cabe destacar que marzo del 2017 fue el mes con mayores exportaciones en la historia: más de $1.000 millones.

Déficit fiscal

De acuerdo con el Presidente Solís, el ejercicio responsable de las finanzas públicas permitió una reducción del déficit fiscal en el 2016, prescindiendo de nuevos ingresos, mejorando la recaudación y sin recurrir a recortes violentos en los gastos de programas esenciales que afectaran los servicios públicos.

En el 2013 el déficit fiscal era de un 5,4% del PIB y bajó a un 5,2% del PIB en el 2016, siendo casi un punto menos de lo que se proyectaba. El esfuerzo permitió que por segundo año consecutivo, el año pasado finalizara con un crecimiento mayor de los ingresos sobre los gastos.

Los ingresos mostraban una tendencia al alza desde que inició este Gobierno; los ingresos totales como porcentaje del PIB, evolucionaron de un 14,2% en el 2013 a un 14,6% en el 2016, como consecuencia de una mejor recaudación.

La tasa de crecimiento de los gastos, sin contar el pago de intereses de la deuda, se redujo drásticamente, al pasar de un 11,5% en el 2013 a un 5,5% en el 2016.

“Hemos cumplido nuestra promesa al pueblo costarricense: logramos colocar el crecimiento de los ingresos por encima de los gastos; cobramos mejor e invertimos de forma más focalizada en lo que el país necesita”, agregó el mandatario. No obstante, el Gobierno llama la atención de que la deuda del Gobierno Central sigue en ascenso (al cierre del 2016 ascendió a 44,9% como porcentaje del PIB) y es necesario que la Asamblea Legislativa apruebe los proyectos de ley que el Poder Ejecutivo ha solicitado.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A