Recope, la entidad que resguarda la seguridad energética de Costa Rica

La empresa estatal es la responsable de una serie de procesos asociados al sector energético, que le asegura al país abastecimiento y calidad en los combustibles

Fundada en 1963, en la administración de Francisco J. Orlich (1962-1966), la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) es una empresa pública que se encarga de la importación, procesamiento y distribución de combustibles en el territorio nacional. Originalmente fue una empresa de capital mixto, pero fue nacionalizada en 1974.

Esto se dio dada la característica estratégica que guarda el sector energértico para el desarrollo económico del país. En aquel año, fue la Asamblea  Legislativa la que le amplió sus potestades, al otorgarle la responsabilidad de ser el brazo ejecutor del Estado en los tres ámbitos señalados con anterioridad: importar,  refinar y distribuir a granel todos los combustibles derivados del petróleo. Así, es mucho más que el concepto de refinería al que erróneamente se limita en algunos casos, para ser una entidad que resguarda la seguridad energética del país.

70%

Demanda de energía de Costa Rica que RECOPE atiende

Bajo su carácter de empresa público, Recope se encarga de suministrar el 70% de la demanda de energía que requiere Costa Rica. En ese sentido, posee una infraestructura petrolera -el Sistema Nacional de Combustibles- que es única en Centroamérica: un muelle petrolero; una red de tuberías del poliducto, de 533 kilómetros, de costa a costa; cuatro planteles de distribución: Moín, El Alto de Ochomogo, La Garita y Barranca; cuatro terminales para abastecimiento de aviones, en los aeropuertos Juan Santamaría, Daniel Oduber, Tobías Bolaños y Limón; cinco estaciones de bombeo en Moín, Siquirres, Turrialba, El Alto de Ochomogo y La Garita.

El Sistema cuenta, en total, con una capacidad de almacenamiento de cuatro millones de barriles, lo cual le permite asegurar el abastecimiento en todo el país de los derivados del petróleo. Este suministro se ha efectuado de forma ininterrumpida desde hace más de cinco décadas y permite ofrecer un precio único en toda Costa Rica.

Debido a este sistema, y bajo el principio de precio al costo, Recope es más que una refinería, ya que abarca el muelle, el almacenamiento, la producción y el trasiego de los combustibles, así como la venta a aviones.

Si bien la torre de destilación del crudo detuvo su operación, en plantel de Moín -de 42 hectáreas- se realizan labores asociadas al almacenamiento, mezcla, coloración, producción (como en el caso del asfalto), manejo y pruebas del sistema contra incendios, llenado de tanques, generación de vapor y electricidad y control de calidad. Este plantel trabaja las 24 horas, en tres turnos y atiende 16 procesos relacionados con el almacenamiento, distribución, aseguramiento de la calidad y venta. 

Además, esa labor de vigilar la calidad se evidencia en los productos: en el Informe de la calidad de los combustibles de los planteles de RECOPE, emitido por la ARESEP en el primer semestre del 2016, se indica: “La gasolina regular, el diésel, el Jet A1, el Av-Gas y el Asfalto AC-30 que se expende en el país, en varios parámetros presentan valores que permiten determinar que se cuenta con productos de mejor calidad que los establecidos en la reglamentación vigente. Los resultados obtenidos en el Número de Octano de la gasolina superior, cumplen con lo establecido en la normativa nacional”.

Un dato para tener en cuenta: desde hace años, todo costo asociado a la refinación está excluido del precio; incluso, una buena parte de la planilla.

Hay que apuntar que el poliducto funciona con el mismo esquema de 24 horas y tres turnos. Esta infraestructura fue ampliada y mejorada con tecnología de punta, lo que asegurar el cumplimiento de las necesidades del país. Sus tuberías miden 150 mm y 300 mm de diámetro; son de acero al carbón. Este es el modo más seguro, económico y confiable para el transporte y distribución; además, de acuerdo con cálculos recientes, se estima que su funcionamiento impide que unos 300 camiones cisterna circulen por las calles y carreteras de Costa Rica.

De acuerdo con el Plan Nacional de Energía 2015-2030, sobre Recope recae la tarea y la responsabilidad promover la transición hacia combustibles de alta calidad para que hayan cada vez más vehículos menos contaminantes y  más eficientes.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A