Reglamento restringió uso de calles para eventos

Actividades que se autoricen deben solicitar previamente permiso ante Ingeniería de Tránsito si es ruta nacional o la Municipalidad respectiva si es ruta cantonal, y se deberá cancelar pago a Policía de Tránsito

La ruta 32, la General Cañas, la ruta Heredia-San José, tanto la Interamericana Sur como la Norte y hasta un total de 170 carreteras nacionales no podrán ser utilizadas para ningún tipo de evento deportivo, cívico o lúdico, salvo casos muy calificados y de interés público.

Así rige desde este 16 de marzo, con base en el Decreto Ejecutivo N. 4086, publicado en el Diario Oficial La Gaceta que, además, establece una fórmula de cobro para que cualquier actividad con fines de lucro deba pagar por todas las horas que los oficiales de la Dirección General de Policía de Tránsito estén cubriendo la actividad. Su presencia en el evento será requisito indispensable e insalvable para que la Dirección General de Ingeniería de Tránsito otorgue el permiso.

30

Días hábiles de anticipación al evento que deberá tener la solicitud del permiso

Para el Director de Ingeniería de Tránsito, Ing. Junior Araya Villalobos, este reglamento impulsado por el Despacho de la Viceministra de Transporte Terrestre y Seguridad Vial, Arq. Liza Castillo, viene a poner orden en el uso de las carreteras nacionales, mixtas y cantonales.

Se estima que se ha hecho un uso excesivo para eventos deportivos como competencias atléticas, actividades comunales y otras hasta con fines de lucro en detrimento del libre tránsito y que generan conflictos viales que, en ocasiones, han terminado en accidentes al coincidir conductores y peatones.

Además de prohibirse el uso de las rutas nacionales primarias, que están numeradas desde la 1 a la 99 (actualmente incluye la Interamericana Norte desde San José hasta Peñas Blancas, como ruta 1, y hasta la 39, que es Circunvalación) se prohíben otras 70 rutas, dentro de las que se cuentan la 103, que va de Santo Domingo a La Valencia, por Santa Rosa, la 126 entre Heredia y Barva, así como la 142, Cañas-Tilarán-Arenal o la 174, entre Rohrmoser y La Uruca.

Asimismo, agregó Araya Villalobos, se incluye la 175 desde Plaza González Víquez hasta Desamparados, lo mismo que la 237 entra San Vito y Ciudad Neily, por citar otros ejemplos que pueden ser consultados en el reglamento publicado este viernes 16 de marzo.

Al no tener carácter retroactivo, las actividades aprobadas hasta la publicación del decreto mantienen vigencia. Cualquiera que se solicite a partir del 19 de marzo debe cumplir con la normativa publicada este 16 de marzo, aclaró.

En el Área Central Comercial de San José (ACC) no se otorgará ningún permiso para ninguna actividad, para ser realizadas de lunes a sábado. Se valorarán excepciones muy calificadas de interés público.

Esta zona comercial comprende la Calle 42, inclusive, que es la que pasa frente a la Estatua de León Cortés en Sabana Este, continuando hacia el Sur por el bulevar que inicia en tienda Universal. Al otro extremo, el límite será la calle 23 inclusive, que es frente a la que se encuentra la antigua Aduana y la Cámara Nacional de Radio un poco más al Sur.

Respecto a los límites Norte y Sur, acotó Araya, el ACC comprende desde la avenida 22, inclusive, que es la calle frente al costado sur del MOPT y de Plaza González Víquez hasta la avenida 9, que tiene como puntos de referencia el INVU en Barrio Amón, la Botica Solera en Barrio México y la calle trasera o Norte del Hospital Calderón Guardia.

Procedimiento

Con al menos 30 días hábiles de anticipación se deberá presentar ante Ingeniería de Tránsito cualquier solicitud para realizar un evento en rutas nacionales o mixtas (parcialmente cantonal y nacional, a la vez). Si es ruta cantonal, el trámite deberá realizarse en la Municipalidad, pero siempre cumpliendo con el nuevo reglamento.

Sin importar si es ruta nacional o cantonal, tendrá que contar con presencia de oficiales de Tránsito, a quienes se les deberá pagar por sus servicios previamente. Estos oficiales podrán cancelar cualquier evento por iniciar o en proceso si se incumple la normativa vigente, como puede ser ausencia de señalamiento vial que deberá aportarlo el organizador o que se modifique el recorrido o se excedan las horas autorizadas.

Ingeniería de Tránsito coordinará con la Policía de Tránsito, al recibir la solicitud, para saber si se da el visto bueno, en cuenta el personal policial necesario; caso contrario, se rechazará la solicitud, acotó el funcionario.

Dentro de los requisitos para estos cierres parciales o totales de las vías, Araya destacó la solicitud con la anticipación mencionada. Ingeniería tendrá también 30 días hábiles, como máximo, para resolver.

Una solicitud que indique el horario, el lugar específico y la póliza con cobertura a terceros son algunos de los requisitos. Un croquis del lugar del evento, el nombre de un responsable de enlace y un plan de ordenamiento vial que incluya rutas alternas tanto para vehículos particulares como para autobuses también forman parte de los requisitos. Resolver el acceso a propiedades privadas también está contemplado en este nuevo reglamento que busca más rigurosidad y seguridad en los eventos que se realicen en las carreteras.

Cuando el permiso sea para obras civiles (como cuando se está construyendo una casa o un edificio comercial que implique ocupar parte de la carretera) se deberá tener un visto bueno previo del Departamento de Previsión Vial del Ministerio de Obras Públicas y Transportes.

Los antecedentes del solicitante serán valorados a la hora de otorgar el permiso. Este nuevo reglamento obliga a limpiar el área del evento, una vez que finalice. No cumplir con ello podría ser un antecedente negativo para otorgar un nuevo permiso, ejemplificó el representante del Ministerio.

No se otorgará ningún permiso para realizar cierres permanentes de rutas nacionales y las municipalidades deberán someter a valoración de Ingeniería de Tránsito cuando se quieran cerrar definitivamente rutas cantonales. Presentar un estudio de impacto vial y la declaración del Concejo Municipal del interés público en ese cierre son requisitos que rigen desde hoy.

Adicionalmente, este reglamento regula permisos para actividades electorales, con requisitos similares a los ya mencionados. Se prohíbe cualquier actividad de velocidad con carros en las vías públicas, es decir, nunca se dará permiso para este tipo de competencias y se regulan las actividades deportivas.

En el caso de eventos deportivos, como carreras atléticas, ciclísticas o similares, se deberá presentar, adicional a todos los requisitos, el aval del Instituto Costarricense del Deporte.

Tampoco se darán permisos para actividades de noche, es decir, entre las 6 de la tarde y las 5 am.

Pago a oficiales

Cuando una solicitud se presente ante Ingeniería de Tránsito, para cerrar parcial o totalmente una ruta nacional o una mixta, Ingeniería consultará ante la Policía de Tránsito si dispone de personal y si está de acuerdo con lo solicitado.

En caso positivo, se deberá pagar a favor del Consejo de Seguridad Vial los viáticos con base en la tabla de la Contraloría General de la República, tomando en cuenta la cantidad de oficiales que se estimen necesario así como un monto por hora de trabajo dependiendo si el oficial hace labor a pie, en motocicleta, en patrulla o en grúa.

Ninguna actividad en las carreteras, incluso cantonales, será legal si no cuenta con oficiales de Tránsito asignados y previamente pagados por el organizador.

Aquellos eventos de interés público quedarían exonerados del pago o aquellos que no persiguen lucro, previo análisis.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A