Sala Constitucional extendió Derecho de Rectificación a redes sociales

Resolución 2015-008472 ordenó rectificar información falsa sobre presidente ejecutivo del ICE y reafirmó alcances de disposición en esta materia. Un repaso de esta materia es pertinente

Las redes sociales no son territorio de nadie, donde puede reinar la impunidad en el manejo de la información. Los magistrados de la Sala Constitucional sentaron el precedente de que el Derecho de Rectificación y Respuesta se debe respetar en este tipo de publicaciones.

La Resolución 2015-008472, en la cual la Sala IV ordenó al periodista Walter Rodríguez Campos divulgar una rectificación sobre publicaciones en su cuenta de Facebook, en las que informó sobre una supuesta renuncia de Carlos Obregón, presidente ejecutivo del ICE, que eran inexactas y a las que negó el espacio de rectificación, sentó un precedente.

Los magistrados reiteraron que en esta materia se aplica el artículo 14 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, que especifica que toda persona afectada por informaciones inexactas o agraviantes, emitidas en su perjuicio a través de medios de difusión y que se dirijan al público en general, tiene derecho a efectuar, por el mismo órgano de difusión, su rectificación o respuesta en las condiciones que establezca la ley.

En este caso no se trató de publicaciones en un medio de comunicación, sino en una cuenta de Facebook, con lo que la Sala IV, al declarar con lugar el recurso de amparo, sentaron el precedente de que estas plataformas se consideran como medios de difusión, que se dirigen al público en general.

Esto tiene relevancia por el creciente ámbito de penetración de las redes sociales, que en el caso de Costa Rica, cuya penetración sería de un 54% en el caso de Facebook, según el Observatorio de Audiencias Digitales de Centroaméroca, y segun datos del BID, Costa Rica tiene una penetración de Internet de un 47%, con lo que se encuentra entre posiciones de vanguardia en América Latina.  Ante esta situación, resulta pertinente repasar varios de los conceptos principales del Derecho de Rectificación y Respuesta.

mazo redes¿Dónde y cómo se regula el Derecho de Rectificación o Respuesta?

“La Ley de la Jurisdicción Constitucional dispone (artículo 66) que el recurso de amparo garantiza el derecho de rectificación o respuesta que se deriva de los artículos 29 de la Constitución Política y 14 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, a toda persona afectada por informaciones inexactas o agraviantes emitidas en su perjuicio, por medios de difusión que se dirijan al público en general, y, consecuentemente, para efectuar por el mismo órgano de difusión su rectificación o respuesta. La misma Ley regula (artículo 69) el ejercicio de ese derecho ante el órgano de comunicación autor de la publicación que se propone rectificar o contestar, y luego, (únicamente en caso de que el medio de comunicación no cumpla) mediante el recurso de amparo, ante la Sala Constitucional.”.

¿Cuándo se puede ejercer el Derecho de Rectificación y Respuesta?

“La hipótesis típica para ejercer el derecho es que la persona sea afectada o aludida por informaciones inexactas o agraviantes emitidas en su perjuicio por un medio de difusión dirigido al público en general. Es decir, este derecho está relacionado lógica y cronológicamente con otro -el de libertad de expresión- cuyo ejercicio no está, en realidad, limitado por aquel, sino que causa una situación típica en que el derecho de rectificación o respuesta es pasible de manifestarse.”.

¿Quién puede ejercer el Derecho de Rectificación y Respuesta?

“…es titular del derecho toda persona puesta por el medio de difusión en situación de padecer informaciones de aquel carácter (inexactas o agraviantes): es indiferente, pues, si esa persona es un privado o es un funcionario público; en este último caso, la titularidad del derecho se reconoce en cuanto la información le

¿Qué significan informaciones inexactas o agraviantes dentro del Derecho de Rectificación o Respuesta?

“…sea, la rectificación o respuesta del afectado por la información -no la del medio, de quien realmente no se pide que rectifique nada, sino solo que publique el punto de vista del derechohabiente-. De aquí se sigue lógicamente que es este último el que en principio ha de apreciar si la información es inexacta o agraviante.

La inexactitud es una significativa falta de correspondencia o de fidelidad con los hechos sobre los que la información versa: se da, por caso, si se omiten hechos importantes para la formación de un juicio equilibrado, o se incluyen otros que no son ciertos, o deliberadamente o involuntariamente se presentan de tal manera que se induce al lector a percibirlos de cierto modo con exclusión de otros razonablemente posibles, o en condiciones que pueden alterar la ponderación objetiva y correcta que de lo acontecido llegare a tener el público. Por lo que toca al agravio que el derechohabiente resiente, de lo que se trata es de que la información divulgada, por su contenido, características y forma de manifestación, sea adecuada – razonablemente- para que aquel decline o desmerezca en el aprecio o la consideración que los demás le tienen. Esto puede acaecer tanto si la información se refiere a él en lo puramente personal, como si tiene por objeto el ejercicio de la actividad que él personalmente despliega como actividad profesional, es decir, si incide en la opinión que los demás pueden tener acerca de la manera en que hace su trabajo, o -lo que es igual- en su prestigio profesional…”.

¿Cuáles son las responsabilidades del director del medio de comunicación frente al ejercicio del Derecho de Rectificación o Respuesta?

“…la Ley somete al medio de difusión a un plazo muy corto para reconocer el derecho de rectificación o respuesta (el plazo es de tres días a contar del efectivo ejercicio del derecho), y le prescribe además que el texto de la persona afectada sea publicado y destacado en condiciones equivalentes a las de la publicación que lo motiva. La inmediatez es esencial porque se trata de que el derechohabiente tenga posibilidad real de que la gente a la que ha llegado la información pueda formar una opinión o un juicio mejor fundado y por ende más equilibrado a partir de versiones distintas y contrastantes de la misma situación, y que esa posibilidad no se esfume por completo a causa del carácter naturalmente efímero del fenómeno de la información y la comunicación. De allí que no queda librado al arbitrio del medio la oportunidad o el momento para divulgar ese texto, y que el derecho se infrinja si se excede el plazo legal.”

¿Aun cuando se publique el Derecho de Rectificación o Respuesta, hay supuestos que permiten acudir a la Sala Constitucional?

Sí, “…si la rectificación o respuesta se publica en condiciones o con características que no guarden relación con la publicación que la origina. Se comprende fácilmente que un notorio desequilibrio en las características y la forma de divulgar la información inicial y la rectificación o respuesta del interesado, puede hacer casi tan inútil el ejercicio de este derecho como si nada se hubiese publicado.”

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A