“Se debe reformar la ley de JUDESUR”

Manuel Herrera Mutis, presidente de la Junta Interventora Sustitutiva de JUDESUR denuncia que encontraron ausencia de controles internos en este ente, pero que los cambios no se deben limitar a restablecer la fiscalización

“La meta del proceso interventor es restablecer el buen funcionamiento de la institución y del Depósito Libre Comercial de Golfito, y garantizar el correcto aprovechamiento de los recursos de la hacienda pública para impulsar el desarrollo social, productivo y económico de la región”, comentó Herrera.

Con esas palabras resumió el mandato del Poder Ejecutivo, que el 2 de octubre del 2014 decretó la intervención de la institución.  A ocho meses de iniciada la gestión, los resultados muestran importantes avances, pero parte del diagnóstico de la intervención es que se requerirán ajustes normativos en los temas relacionados con el desarrollo de la zona sur.

¢9.000 millones

Presupuesto extraordinario que se tramita para cinco cantones de zona sur

¿En qué ha consistido el proceso de intervención de JUDESUR?

Ha sido un proceso de revisión de la gestión institucional en todos sus campos de acción y de las dependencias que la conforman, como son los departamentos de Desarrollo, Becas, Administración Financiera y el Depósito Comercial de Golfillo  Esto con el fin de identificar posibles anomalías para subsanarlas y al mismo tiempo, procurar el reordenamiento y funcionamiento normal de la institución, para que cumpla los objetivos estratégicos que sustentaron su creación, hace 25 años.

En algunos sectores se ha cuestionado la legalidad de intervención, ¿qué tanto los afecta?

La Sala Constitucional y la Contraloría General de la República han respaldado en varias oportunidades la legalidad y validez de la Junta Interventora y su facultades. La Sala rechazó dos recursos interpuestos contra la intervención de JUDESUR y la destitución de su Junta Directiva; ambos por carecer de fundamento legal, y señaló que no se viola ningún precepto constitucional con la intervención impulsada por el Poder Ejecutivo.

En contraposición a los anteriores, el 19 de diciembre 2014, la Sala IV falló en favor de un amparo que reclamó el cumplimiento del principio de paridad en la conformación de la Junta Directiva de JUDESUR, que estaba integrada por 7 hombres y 2 mujeres. En consecuencia, se anuló el nombramiento y ratificación de los integrantes de la Junta Directiva de la Junta de Desarrollo Regional de la Zona Sur. La directriz de paridad sí se tomó en cuenta para la conformación de la Junta Interventora, que está integrada por tres hombres y dos mujeres.

¿Al asumir la Junta Interventora cómo encontraron la institución?            

Manuel Herrera, coordinador del proceso interventor de JUDESUR, asegura que los logros y avances van bien encaminados al restablecimiento del orden en la institución.
Manuel Herrera, coordinador del proceso interventor de JUDESUR, asegura que los logros y avances van bien encaminados al restablecimiento del orden en la institución.

Encontramos un desorden administrativo-financiero, que se acrecienta por la desatención a las recomendaciones de la Contraloría General de la República, de la Auditoría Interna y de la Auditoría Externa de JUDESUR. A partir de eso, se ha evidenciado una total ausencia de controles internos y graves debilidades en la gestión administrativa y financiera, así como la no fiscalización de los proyectos de desarrollo, permitiendo incumplimiento de planes de inversión, plazos de ejecución y no liquidación de proyectos, entre otros. Similares problemas encontramos en la asignación de las becas de estudio y la gestión de recursos humanos. De hecho, uno de los desafíos más importantes ha sido identificar posibles anomalías e implementar acciones para subsanarlas.

¿Cuáles son los principales logros y avances de la intervención?  

Hemos avanzado en diferentes áreas haciendo un abordaje integral de la problemática. Hemos mejorado la ejecución presupuestaria, que siempre ha sido una de las debilidades más notorias de la institución; y hoy, a ocho meses de la intervención, considero que los esfuerzos van dirigidos a establecer el orden y la sana administración de los recursos girados a las diferentes organizaciones de la zona sur y que no han sido debidamente liquidados.

También estamos abocados a subsanar las observaciones de Auditoría Interna, Externa y la CGR, realizar una defensa estratégica de JUDESUR por las demandas judiciales en su contra, por aproximadamente ¢4.500 millones ; gestionar varios procesos disciplinarios y penales contra funcionarios por presuntas irregularidades; así como Incrementar a 1,170 el número de becas para estudiantes de secundaria y estamos tramitando más de ¢9.000 millones, vía presupuesto extraordinario, para impulsar proyectos educación, salud, producción agrícola y ganadera, y construcciones de obras comunales en los cinco cantones que conforma la Zona Sur.

¿Qué va a pasar con el Depósito Libre de Golfito?

El Depósito es la principal fuente de ingresos de JUDESUR y estamos trabajando para mejorarlo en todo sentido: a lo interno en lo administrativo y financiero, en la infraestructura y en el mercadeo. Con estas y otras acciones esperamos ir mejorando el servicio. Estamos en el trámite de contratación administrativa para la automatización de los tres parqueos del Depósito, se asignó un monto de ¢600 millones  para la remodelación del sistema eléctrico de dos módulos, y se están buscando alternativas financieras para construcción de los 14 locales que se quemaron hace años y nunca se recuperaron.

¿Cómo está la situación del Depósito y su accionar?

La visitación ha disminuido significativamente y es debido a la fuerte competencia que ofrece la frontera de Paso Canoas, ya que el control fiscal en estos momentos es mínimo.

¿Qué falta para que el Depósito pueda enfrentar los nuevos retos del mercado y la competencia?

Modificar urgentemente el Reglamento del Depósito Libre, el cual data de 1992 y se requiere, entre otras cosas, actualizar la lista de artículos que se pueden comercializar y revisar las restricciones actuales para darle mayor competitividad. También urge mejorar las instalaciones y ya estamos trabajando en eso.

¿Cómo ve el futuro de JUDESUR?

 Me parece que se debe reformar la Ley de JUDESUR para ponerla a tono con los nuevos requerimientos y necesidades, por ejemplo me parece que se debe aumentar el porcentaje autorizado para gastos de operación, que actualmente es de 8%. También la conformación de la Junta Directiva, pues en la actualidad, de los 9 miembros, 5 son representantes de las municipalidades logrando mayoría simple y con un voto más logran las 2/3 de la votación, lo cual les permite tomar acuerdos en firme. Las municipalidades tienen una gran cuota de responsabilidad en la situación que enfrenta la institución. Finalmente, creo que esta es una muy buena oportunidad para fortalecer la institución y actualizarla para que cumpla su gran objetivo, su razón de ser: promover el desarrollo económico y productivo de los cinco cantones que conforman la Zona Sur, y con ello, el bienestar de su población.

 

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A