Sector agropecuario supera la sequía económica

Crecimiento de IMAE agropecuario 2016 consolida tendencia positiva, luego de un 2015 de números en rojo

El sector agropecuario costarricense abandonó la sequía económica y ha mostrado una recuperación sostenida durante este año tras varios meses de pérdidas, de acuerdo con el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) que elabora el Banco Central de Costa Rica (BCCR).

En lo que va del 2016 hay una tendencia positiva, que alcanzó en mayo un crecimiento del 2,8%  -en comparación con el mismo mes del año anterior- y se relaciona directamente con mejoras alcanzadas luego de los daños producidos por el fenómeno de El Niño, en el 2015.

2,8%

Crecimiento de IMAE agropecuario a mayo

“Este resultado es reflejo de la evolución positiva de productos dirigidos al sector externo como banano y melón; parcialmente compensado por una reducción en la producción de piña. La producción de banano se vio beneficiada de las mejores condiciones climáticas; provocando un mayor número de racimos así como un aumento en la calidad de la fruta; por otra parte, la programación de cosecha para la colocación del producto en el mercado internacional propició el buen desempeño en la producción de melón”, destacó el comentario del BCCR en el informe del IMAE de mayo.

Se trata de un comportamiento relevante, ya que el IMAE del sector agrícola había iniciado en mayo del 2014 una desaceleración en sus tasas interanuales de crecimiento, y en octubre de ese año cayeron a indicadores negativos; es decir, no solo se desaceleraba su crecimiento, sino que entró a una reducción.

La caída se contuvo en mayo del 2015, y en agosto empezó a mostrarse una mejoría en las tasas, que sin embargo se mantuvieron en tasas negativas hasta diciembre del 2015. En enero de este año se volvió a lograr tasas interanuales positivas, y en mayo se consolida la tendencia a la recuperación.

bananoEl sector exportables (que incluye melón, banano, piña, flores y follajes) presentó un crecimiento del 0,28% durante los cuatro primeros meses del año. El banano registró una mayor cosecha como resultado de la colocación en el mercado internacional, y la piña tuvo un mayor rendimiento en plantaciones y una mayor demanda.

Productos pecuarios (leche, huevos, porcino y pollo) registraron un aumento del 2,46%, producto de una mayor producción de porcinos y leche.

En el sector de otros productos agropecuarios como el café, la papa, la cebolla, la caña procesada y el cacao, etc, se denota un mayor dinamismo en caña de azúcar, por factores climáticos favorables que mejoraron el ciclo productivo.

De continuar con las condiciones climáticas favorables, el sector agropecuario seguirá en crecimiento, apoyado en los productos de exportación que tienen mayor peso en el Índice Mensual de Actividad Agropecuaria, según explicó Ana Gómez, director Ejecutiva de la Secretaría Ejecutiva de Planificación Sectorial Agropecuaria (Sepsa).

Oportunidad en granos básicos

A diferencia de los sectores de exportables y de otros productos agropecuarios, el sector de granos básicos registra un notable deterioro.  Maíz, frijol y arroz presentaron una contracción, producto de la afectación de la fuerte sequía.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) lanzó una serie de medidas para mitigar los efectos negativos.

Con el arroz se trabaja en un programa de investigación focalizado en obtener variedades resistentes a los efectos del cambio climático,  con un buen potencial de rendimiento, calidad del grano y con bajos costos de producción en el manejo del cultivo.

“A pesar de esas medidas, el cultivo es propenso a la aparición de malezas y plagas como Sogata, gusanos cortadores de hoja, chinches hongos y ácaro, entre otros, que afectan los rendimientos, con un alto porcentaje de vaneo y deterioro de la calidad de la materia prima para la industria”, detalló Gómez.

Actualmente los esfuerzos se orientan a incrementar los rendimientos, disminuir las pérdidas y mejorar la rentabilidad por medio de variedades consistentes a las prolongadas sequías o precipitaciones.

GranosEn el caso del frijol, se realizan investigaciones orientadas  a la liberación de una variedad comercial de frijol negro para finales del 2016. Este tipo de frijol presenta mayor tolerancia a altas temperaturas, uno de los principales factores con afectación negativa para las plantaciones. Se han identificado nuevas opciones comerciales para la colocación de producto y se trabaja en dar información a las organizaciones de productores para consolidar esos canales de comercialización.

Para el proceso de registro y verificación de áreas de siembra en frijol, se gestionó un convenio con la Universidad Nacional (UNA) para el uso de tecnología de última generación (DRON) que permita el levantamiento geoespacial de la información. El proyecto inició el 4 de julio del 2016 en la Región Brunca.

En el tema de maíz, el enfoque ha sido buscar variedades o híbridos que cumplan con características productivas y de mayor resistencia a algunas enfermedades.

Se ha trabajado en la evaluación de variedades de grano blanco y amarillo para las condiciones de producción del cultivo de maíz en Costa Rica; en la introducción de nuevas variedades; en la evaluación bajo condiciones de zonas maiceras, bajo condiciones específicas de estrés (plagas, enfermedades, sequía, bajo nitrógeno entre otros y en evaluación participativa de los híbridos con agricultores.

Se realizan además procesos de capacitación de técnicos y productores en la producción de semilla de maíz, así como días de campo donde se muestra a las personas productoras los avances en investigación y mejores prácticas agrícolas.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A