Tejiendo Desarrollo: entendiendo el progreso como una responsabilidad compartida

La Primera Dama Mercedes Peñas Domingo lidera este programa con el cual se quiere enlazar los hilos nacionales, regionales y comunales

El impulso a la gestión del desarrollo humano territorial a través de la actuación sinérgica, participativa y coordinada de las instituciones y actores de ámbito nacional, regional, territorial, municipal y comunal fue definido como estratégico por la Administración Solís Rivera.

De este modo, el Programa Tejiendo Desarrollo pretende contribuir, a través de la articulación interinstitucional y la participación ciudadana, al impulso de agendas nacionales y territoriales, bajo un modelo de desarrollo sostenible y equitativo.

Tejiendo Desarrollo es liderado por la Presidencia de la República, a través del Despacho de la Primera Dama, en el marco de la Red de Desarrollo Territorial y Participación Ciudadana.

Esta Red está conformada por el Ministerio de la Presidencia, el Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica (MIDEPLAN), el Instituto de Desarrollo Rural (INDER), el Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM) y la Dirección Nacional de Desarrollo Comunal (DINADECO) para impulsar, en conjunto con los demás ministerios e instituciones autónomas y semiautónomas del Estado, el desarrollo y la articulación ciudadana en las regiones, territorios, municipios y comunidades (Decreto Ejecutivo No 38536 –MP-PLAN).

Tejiendo 2El programa busca formular una propuesta conceptual, metodológica y operativa para la planificación del desarrollo humano territorial, lo que implica definir orientaciones para la gestión pública nacional y territorial que direccione las estrategias sociales, la reactivación económica, el combate contra la pobreza, la participación en la toma de decisiones y el entramado institucional.

Este tipo de gestión territorial permite la intermediación política entre el proyecto nacional y las demandas específicas de la ciudadanía en sus localidades. Es decir, cumple una función de integrar a la sociedad y a la vez reconocerla como un mosaico de diversidad.

Este asunto está  enlazado con decisiones de diferente nivel -normativas, políticas y funcionales- que la sociedad costarricense tendrá que tomar en materia de su organización espacial para el desarrollo.

Esta es la razón para que los estados nacionales recurran de manera creciente a la organización territorial. Para el caso de Costa Rica, sin embargo, esta ha sido difusa, cambiante y con sentido político administrativo y electoral. Esta situación se agrava con un régimen municipal debilitado por falta de mayor autonomía y debilidad política, administrativa y financiera.

Las agujas del programa

Para romper con esta fragmentación, el programa plantea varias acciones. A nivel del Estado, se buscará la complementariedad intersectorial alrededor de objetivos comunes de desarrollo. Con ese objetivo, se incorporarán al Programa los ministerios e instituciones autónomas y semiautónomas del Poder Ejecutivo. A su vez, se coordinarán actuaciones y construcción de políticas y normativa para el fomento del desarrollo territorial con el Poder Legislativo y Judicial.

17 y 18

Artículos del Decreto Ejecutivo 38536-MP-PLAN sustentan participación de ministerios y entidades

Las municipalidades y sus formas asociativas, como el nivel de gobierno más cercano a la ciudadanía, tendrán un papel preponderante liderando los procesos de construcción e implementación de las políticas públicas para el desarrollo, tanto brindando insumos como decidiendo e implementando en el ámbito local.

A nivel comunal, y en el ámbito particular de cada localidad, se fortalecerán las asociaciones de desarrollo, juntas y comités en general como instancias más descentralizadas para la toma decisiones.

El sector conocimiento, representado por las universidades que conforman el Consejo Nacional de Rectores (Conare), la Red de Gestión del Conocimiento para el Desarrollo Territorial y universidades privadas, entre otras entidades educativas, serán aliados durante los procesos de capacitación, discusión de políticas públicas y actuación en los territorios.

La participación del sector privado, y la sociedad civil en general, es también una prioridad del Programa, por lo que se trabajará de la mano con las cámaras y redes empresariales y grupos u organizaciones de la sociedad civil, tanto de ámbito nacional como local, para que participen de lleno y se apropien de los procesos de construcción de las políticas de desarrollo.

Como entidades de apoyo técnico e instrumental, se sumará el acompañamiento de Organizaciones No Gubernamentales para el Desarrollo (ONGDs) y Organismos de Cooperación Internacional.

La tela de los territorios

El Programa trabajará inicialmente en 11 territorios compuestos por 33 cantones y sus distritos, los cuales abarcan alrededor del 44% del territorio nacional.

44%

área que abarca el programa

Para su priorización se utilizaron criterios de desigualdad y brechas socioeconómicas, medidas por indicadores de pobreza, necesidades básicas insatisfechas e índice de desarrollo social.

No fueron los únicos elementos. También se tomó en cuenta las condiciones de gobernanza existentes en los territorios, como base institucional para potenciar procesos de desarrollo territorial. Y para que exista una representación nacional completa, se incluyeron territorios costeros, fronterizos, urbanos, rurales y de todas las provincias y regiones de planificación.

Y como elemento sinérgico de la administración, los resultados esperados del Programa Tejiendo Desarrollo se basan en los tres pilares del Plan Nacional de Desarrollo 2015-2018: Impulsar el crecimiento económico y generar empleo de calidad; reducir la pobreza y la desigualdad; y potenciar un Gobierno más abierto, transparente, eficiente, en lucha frontal contra la corrupción.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A