Torres en Irazú trasladadas fuera de zona de deslizamientos

Labor de MICITT, Sutel, CNE, Setena y SINAC permitió reubicar infraestructura de concesionarios fuera del área riesgosa, pero empresas deben elaborar plan de contingencia

Gracias al esfuerzo interinstitucional del Estado y la celeridad en los procesos y conocimientos técnicos para implementar los planes de contingencia, los 8 concesionarios de frecuencias de radio y televisión ya se encuentran fuera de la principal zona afectada por la inestabilidad de las laderas en la cima del volcán Irazú.

De acuerdo con el Plan de Manejo del Parque Nacional Volcán Irazú, los concesionarios fueron trasladados por lo menos 75 metros del inicio del deslizamiento, dentro de la misma zona de uso especial destinada para la ubicación de este tipo de infraestructura.

Las torres de telecomunicaciones estaban ubicadas en una zona que desde fines del año pasado sufrió deslizamientos que amenazaban estos equipos, por lo que el Gobierno giró la directriz 019-Micitt, del 2 de marzo, para dar prioridad a la emergencia que se enfrentaba por esta situación.

La zona afectada no resguarda ningún tipo de equipo y no está siendo utilizada; según el encargado de los permisos de uso de las torres en el volcán Irazú, Alejandro Moya, “se logró trasladar a los concesionarios en el momento oportuno, pero el deslizamiento continúa de forma acelerada y permanente”.

La comisión interinstitucional integrada por Micitt, Sutel, la CNE, Setena y el SINAC presentó un resumen de las gestiones realizadas, se analizó el estado situacional de los concesionarios y se planteó una hoja de ruta para seguir en los próximos meses, durante una reunión de seguimiento convocada por Emilio Arias, viceministro de Telecomunicaciones,

“Las instituciones de Gobierno han cumplido a cabalidad con la resolución de los trámites presentados por los concesionarios, requeridos para hacer frente al traslado de la infraestructura durante la contingencia; adicionalmente, se ha notificado a cada una de las partes las respectivas resoluciones, y en casos específicos se han hecho las prevenciones a los interesados para que regularicen conforme a derecho su situación particular. En el viceministerio hemos tomado con absoluta prioridad la responsabilidad de coordinación y articulación, en cumplimiento con la solicitud del señor Presidente de la República” manifestó  Arias.

Según el informe, los equipos e infraestructura fueron trasladados a sitios adecuados para su instalación, siguiendo el procedimiento y requisitos dispuestos en la legislación.

La CNE señaló que existe una recomendación de prohibición para ingresar a la zona afectada y asegura que la infraestructura que se observa al parecer no resguarda ningún tipo de equipo y no está siendo utilizada.

Por su parte, SETENA estableció los términos de referencia, amparados en la reglamentación vigente, para los nuevos proyectos, los cuales sirven de guía básica para quienes estén interesados en realizar procesos de traslados. Además manifestaron su disposición para atender todos los trámites y consultas de forma expedita para luego ser trasladados a la Comisión Plenaria, y su compromiso de mantener un tratamiento prioritario en este tema.

Hoja de ruta

Debido a las condiciones inherentes e impredecibles del volcán Irazú, es necesario establecer una hoja de ruta a seguir que involucre al Estado, al sector académico y al sector privado.

Según el informe técnico N° IAR-INF-0141-2015 de la CNE, todas las empresas e instituciones que cuentan con infraestructura en el lugar, deben iniciar la elaboración de un plan de contingencia en caso de que por la sismicidad local o la reactivación de la actividad volcánica, tengan que salir del servicio, al menos temporalmente.

Los deslizamientos y los bloques desprendidos en los últimos días, evidencian la necesidad de realizar estudios en detalle que sustenten las decisiones por tomar de parte del gobierno y los interesados. Por tal motivo, la CNE trabaja en el levantamiento de información topográfica detallada, que servirá de insumo para modelar escenarios de sitios que puedan verse afectados por inestabilidad de laderas en el futuro.

“Por medio de un avión no tripulado y con equipo adecuado, estamos haciendo un levantamiento de información topográfica actualizada de mucho detalle de una porción de 7 km2 en la cima del volcán Irazú. Esta labor se ha venido desarrollando con las dificultades climáticas que implica hacer este trabajo, esperando se finalice en la próximas semanas” manifestó Lidier Esquivel, del Área de Investigación de la CNE.

Adicionalmente, la Oficina de Asuntos Internacionales y Cooperación Externa de la Universidad de Costa Rica (UCR) y la Oficina para la Asistencia de Desastres en el Extranjero de Estados Unidos (OFDA, por sus siglas en inglés), trabajan bajo un esquema de cooperación internacional, cuyo principal objetivo es estudiar las consecuencias del reciente deslizamiento y modelar posibles escenarios.

“Con la asesoría de la Doctora Marina Pirulli del Politécnico de Torino en Italia, vamos a estudiar las consecuencias que pueda tener el deslizamiento del volcán Irazú” informó Rolando Mora de la EscuelaCentroamericana de Geología de la UCR.

“Estos insumos, que serán comunicados oportunamente, posibilitarán que la comisión interinstitucional defina acciones concretas para avanzar en una solución país que permita a los concesionarios ubicados en la zona, garantizar la continuidad del servicio de radiodifusión sonora y televisada, y a su vez, se resguarde el interés supremo de protección de la población” puntualizó Arias.

Este sitio cuenta con un lector de texto en pantalla para personas ciegas y con baja visión. Para utilizarlo seleccione el texto con el cursor del mouse y presione el ícono que aparece.

Aumentar texto

  • A  A  A  A  A